Antecedentes

A pesar de los años de caravanas que llevamos vividos todas las mañanas y todas las tardes… las entradas y salidas de las ciudades grandes es mortal. Realmente, aunque siempre he pensado lo contrario, no te acabas de acostumbrar. De hecho, increíblemente, crece! Aunque en épocas de crisis haya disminuido considerablemente, vuelve con más fuerza para ser cada vez peor..  Y es en esas mañanas desesperadas, cuando llevas más de 2h al volante, que empiezas a pensar en cómo solucionar el mundo. De repente, crees que tú vas a encontrar la solución a todos los problemas de tráfico. Y claro… no entiendes cómo puede ser que no se le haya ocurrido ya a nadie!

En mi última caravana estuve 2h y media para llegar a la oficina. Es un trayecto que sin tráfico se hace en 30 minutos. Lo peor es que para regresar a casa entuve casi 2h también! Los viernes hacemos jornada intensiva de 6h y encima llegué tardísimo: casi a las 11h! Estuve más horas en el coche que en la oficina!!! Un desastre que me hizo estar todo el día nerviosísima. En mi desesperación máxima llegué a pensar en la solución definitiva a esas caravanas odiosas. Evidentemente, para mí es una solución fantástica. Aunque está claro que habría que hacer un montón de estudios (y no me puedo creer que no los hayan hecho ya!).

Mi gran solución

Viendo la cantidad de camiones y furgonetas de reparto que me rodeaban, sólo podía pensar en planificar horarios de circulación para camiones, furgonetas y vehículos privados. Esto quizá genere controversia por modificar horarios de entregas en las empresas. Sí, pero estoy convencida que todo fluiría mucho mejor. Así que a ver si se animan y al menos alguien se atreve a presentar un estudio que avale o tire por tierra mi teoria!!!