Como te puede afectar el moho?

Hace unos años ya, me dispuse a habilitar un pequeño estudio. Reparé todos los desperfectos que tenía el estudio para que quedara bien guapo y acogedor. Uno de los principales males del estudio, eran diversas paredes las cuales tenían moho. No esa una cantidad de moho bestial, eran simples manchas en el yeso de la pared de un metro de diámetro aproximadamente.

Compré pintura especial para aplicarla una vez retirado el moho y me puse manos a la obra. Como no soy paleta intenté dañar lo mínimo posible la pared para que a la hora de rellenar no quedaran marcas. Para hacerlo utilice en algunas manchas superficiales un cepillo de puas de hierro en un taladro… hay mi gran error… el moho que arrancaba de la pared desapareció pero se convirtió en polvo que se deposito en mis pulmones. Al cabo de unos días la rehabilitación del estudio concluió bien y sin problemas aparentes.

Pocas semanas después empece a notar una tos. Al principio creía que era por culpa del tabaco y no le hice más caso, pero con el tiempo esta tos se convirtió en una auténtica pesadilla. Me era imposible pasar de las 4 horas durmiendo, cada día me despertaba con unos ataques de tos, los cuales me duraban toda la noche y parte del día, por no hablar de un ahogamiento continuo a nivel pulmonar.

Esta situación se prolongo durante dos años hasta que parecen haber remetido los efectos del moho. Durante este tiempo llegé a desear morirme en alguna ocasión de lo mál que lo puedes llegar a pasar, por este motivo quería advertirles a todos que vayan con mucho cuidado con esas manchas oscuras que a veces aparecen en las paredes de nuestras casas ya que son más peligrosas de lo que parecen.